Excursiones desde Marrakech

Indique sus fechas de estancia - Nº 1 en reservas de hotel en Marrakech

Reservas 100% seguras - Sin pagos anticipados - Fácil cancelación

Llegada:
Salida:
 

excursiones Marrakech

Cuando hayas disfrutado de todos los encantos de la ciudad, si la duración del viaje lo permite, aprovecha para hacer alguna excursión a los sitios impresionantes que se nos ofrecen cerca de Marrakech, aunque hay que tener en cuenta que, debido a las malas carreteras, las distancias se hacen mucho más largas. Recomendaremos los siguientes lugares:

Excursion Al Valle de Ourika
Se encuentra a unos 70 kms de Marrakech. El valle es precioso, se ven los picos nevados de las montañas del Atlas, incluso se divisa el Toubkal, pico más alto del norte de África y a uno de sus lados el río Ourika que atraviesa las montañas “haciendo eses”. Al otro lado del valle está la estación de esquí Oukaimden. 

Por el camino podemos disfrutar de pequeños pueblos de casas de adobe donde viven  familias bereberes que mantienen sus costumbres ancestrales.

Al final del valle se encuentra la aldea de Setti Fatma. La aldea es igual que el resto de los pueblecitos que vemos durante el camino, pero las siete cascadas que caen desde las agresivas montañas lo convierten en un lugar excepcional. A la primera de las cascadas llegamos andando, incluso podemos bañarnos en la piscina natural que se forma aunque ¡cuidado! el agua está congelada, pero bueno nos tumbaremos en las rocas y un sol radiante nos quitará el frío.

Acceder al resto de las cascadas es mucho más complicado pero también se puede.   
Al ser un paraje turístico hay muchos sitios para comer y una multitud de guías dispuestos a enseñarnos el lugar y nos ofrecen circuitos de duración y dificultad diferentes, como siempre habrá que regatear el precio.
Para llegar a este lugar, recomendamos alquilar un “grand taxi” en la estación de autobuses de Marrakech.

 

Excursion a Essaouira
Se encuentra más o menos a 170 kms al oeste de Marrakech, lo que puede suponer 2 horas y media de viaje. Su historia se remonta al s. VII, aunque fue reconstruida en el s. XVII al estilo francés. Su población se compone de un gran número de artistas, surfistas, viajeros con su mochila y otros bohemios que imprimen su peculiar estilo a la ciudad. Recomendamos su paseo marítimo en el que se mezclan casitas pintadas de azul y blanco, fortificaciones portuguesas y francesas y edificios bereberes.

Vale la pena disfrutar del pescado frito que se ofrece en los puestecitos del paseo, te lo fríen ahí mismo y por poco dinero podemos darnos un homenaje, como siempre, tendrás que regatear los precios antes, pues las balanzas que utilizan se rigen por reglas extrañas para nosotros.

Para ir a Essaouira puedes coger un “Grand taxi” en la estación de autobuses de Marrakech o ir en autobús, salen todos los días desde dicha estación, pero aprovecha la empresa CTM, que hace un recorrido directo, ya que otras empresas van parando en cada pueblo.

Excursión a Ouarzazate
Se encuentra a 200 kms de Marrakech, con lo que ya no interesa como excursión de un solo día.

Después de un viaje a través de la cordillera del Atlas y de aldeas bereberes,  llegamos a Ouarzazate, una preciosa ciudad típicamente árabe en sus edificios, el suelo de arena, las palmeras, los oasis, el zoco en el que abundan productos de artesanía bonitos y a buen precio y la gran Kasbah Taourirt, principal atractivo turístico, que es una fortificación militar típica del desierto. Ouarzazate atrae a turistas de todo el mundo por sus estudios de cine, en los que se han rodado películas como Lawrence de Arabia, Asterix y Obélix: Misión Cleopatra, Gladiator, El reino de los cielos o Babel.

Algo que se suele hacer es llegar a Ouarzazate desde Marrakech a media tarde, pasar la noche allí y al día siguiente hacer un tour por el desierto. Las aventuras que proponen las distintas empresas varían, pero básicamente consisten en recorrer parte del desierto en 4x4, montar en camello (más emocionante de lo que parece) y hacer noche  en una Haima (o especie de tienda de campaña gigante) con vista del amanecer en el desierto incluida, la verdad es que es una experiencia única. Se puede preparar desde España, o bien organizarlo sobre la marcha en el mismo Marrakech, en la plaza de djmaa el fna hay dos agencias de viajes en las que puedes consultar.